loader

Artículos

Influenza

Recuerda vacunarte contra la influenza y a tus seres queridos

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa que puede conducir a enfermedades graves, hospitalización o incluso a la muerte. Los Centros para el control de enfermedades recomiendan que se vacunen de forma anual los siguientes grupos:

  • A partir de los 6 meses de edad.
  • Embarazadas.
  • Adultos mayores.
  • Enfermos crónicos.

¿Por qué es importante vacunarse contra la influenza cada año?

Los virus de la influenza cambian constantemente, por lo que las vacunas se van actualizando de una temporada a otra para proteger contra la enfermedad de acuerdo a los virus que estén circulando en el ambiente.

No hay que bajar la guardia, la temporada de influenza no ha terminado.

¿Cómo prevenirla?

Hay diferentes maneras:

  • La vacunación es el medio más eficaz contra la enfermedad, ¡Vacúnate!
    • La vacuna contra la influenza es segura y te protege contra los virus más agresivos de la enfermedad.
  • Lavado frecuente de manos por lo menos durante 20 segundos:
    • Antes y después de comer
    • Después de limpiarse la nariz
    • Después de usar el baño
    • Después de utilizar equipo de oficina particularmente si se trata de equipo de uso común

Si estás enfermo….

  • No saludes de beso o mano

  • Para estornudar o toser, utiliza el ángulo interno del brazo

  • Evita tocar con tus manos los ojos, nariz y boca

  • Ventilar diariamente casa, habitaciones y espacios comunes. 

  • Limpia superficie y objetos de uso común

Si presentas alguno de los siguientes síntomas acude con tu médico de inmediatamente:

  • Dolor intenso
  • Escalofríos
  • Cansancio extremo
  • Dolor de garganta
  • Tos seca
  • Dolor muscular intenso
  • Ardor de ojos intenso
  • Fiebre 39°C
  • Dolor de cabeza intenso

No te auto-mediques, acude con tu médico oportunamente para que te dé un tratamiento adecuado.

Centros para el Control de Enfermedades (CDC). https://www.cdc.gov/flu/pdf/freeresources/general/strong-defense-against-flu.pdf

Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/vacuna-influenza-estacional


Leer más

Actividad física

Actividad física como parte de un Estilo de Vida Sano

En el mundo aproximadamente el 60% de las personas no realiza la suficiente actividad física para obtener los beneficios en salud que nos brinda la actividad física. De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud alrededor de 1400 millones de personas se encuentran en peligro de sufrir enfermedades crónicas no transmisibles debido al sedentarismo el cual es considerado como el cuarto factor de riesgo para la salud.

Sedentarismo

En México el 57.6% de los adultos no realiza la suficiente actividad física en su tiempo libre debido a la falta de tiempo, cansancio por el trabajo, problemas de salud, cambios tecnológicos y urbanos entre otros. Un estilo de vida sedentario es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles como las enfermedades del corazón (hipertensión), diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer, osteoporosis e incluso se sabe que puede predisponer al desarrollo de demencia y Alzheimer.

Conductas sedentarias un factor de riesgo para la salud

Actualmente se sabe que independientemente de los niveles de actividad física existe una relación entre conductas sedentarias y la salud metabólica de tal forma que pasar demasiado tiempo sentado, acotado, conduciendo, leyendo o destinar poco tiempo a actividades que impliquen movimiento afecta negativamente la salud especialmente en aquellas personas pasan más de dos horas sentados de forma continua, es decir una persona activa físicamente podría presentar un elevado hábito sedentario pues se puede realizar ejercicio de forma regular y ser sedentario.

Beneficios de interrumpir el hábito sedentario

Las conductas sedentarias tienen el mismo efecto que el hecho de no realizar ejercicio por esa razón si se pasa demasiado tiempo sentado o en alguna otra actividad sedentaria es recomendable interrumpir la actividad cada 20 min por al menos 2 min ya sea para estar de pie y/o caminar lo que podría disminuir el riesgo cardiovascular, mejorar los niveles de glucosa en sangre y ayudar a combatir el sobrepeso y la obesidad.

Actividad física

La actividad física se define como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Ello incluye las actividades realizadas al trabajar, jugar y viajar, las tareas domésticas y las actividades recreativas. La práctica regular de actividad física forma parte de un estilo de vida saludable pues al realizarla de forma constante nos brinda  grandes beneficios para la salud, a mayor cantidad de tiempo e intensidad de actividad física mayores los beneficios en la salud por esta razón no debe confundirse actividad física con ejercicio físico pues se considera una sub categoría de actividad física  misma que tanto moderada como intensa es beneficiosa para la salud.

¿Cuánta actividad física se recomienda?

Las personas adultas deben realizar 150 minutos de actividad física moderada por semana, por ejemplo:

  • Caminar a paso rápido.
  • Bailar.
  • Jardinería.
  • Tareas domésticas.
  • Caza y recolección tradicionales.
  • Participación activa en juegos y deportes con niños y paseos con animales domésticos.
  • Trabajos de construcción generales (p. ej., hacer tejados, pintar, etc.
  • Desplazamiento de cargas moderadas (< 20 kg).

O bien realizar 75 min de actividad física por semana, por ejemplo:

  • Correr.
  • Ascender a paso rápido o trepar por una ladera.
  • Desplazamientos rápidos en bicicleta.
  • Aerobic.
  • Natación rápida.
  • Deportes y juegos competitivos (p. ej., juegos tradicionales, fútbol, voleibol, hockey, baloncesto).
  • Trabajo intenso con pala.
  • Desplazamiento de cargas pesadas (> 20 kg).

Beneficios

La actividad física regular de intensidad moderada —como caminar, montar en bicicleta o hacer deporte— tiene considerables beneficios para la salud. Realizar algún tipo de actividad física es mejor que no realizar ninguna. Volviéndonos más activos a lo largo del día de formas relativamente simples podemos alcanzar fácilmente los niveles recomendados de actividad física.

  • Mejora el estado muscular y cardiorrespiratorio.
  • Mejora la salud ósea y funcional.
  • Reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, diferentes tipos de cáncer (como el cáncer de mama y el de colon) y depresión.
  • Reduce el riesgo de caídas y de fracturas vertebrales o de cadera.
  • Es fundamental para el equilibrio energético y el control de peso.
  • Ayuda a combatir el estrés al mejorar el estado de ánimo.
  • Mejora la calidad de vida.
  • Aumenta la fuerza, resistencia y condición física de las personas.

Leer más

SARAMPIÓN

¿Síntomas?

Por presentar fiebre, enrojecimiento de ojos, congestión nasal, tos, manchas pequeñas dentro de la boca y posteriormente, erupciones cutáneas en cara y cuello (exantema) que se extienden a todo el cuerpo. Se transmite por contacto directo con gotitas provenientes de la nariz, de la boca o la garganta de una persona infectada. Los picos epidémicos de la enfermedad se presentan durante el invierno y la primavera.

En México gracias al programa de vacunación nacional, éste y los últimos años no se tiene registro de casos de Sarampión, en 2018 se registraron 4 casos, sin embargo, los casos fueron importados, es decir se relacionaron con personas que acudieron a otros países (con deficiente esquema de vacunación) donde adquirieron la enfermedad.

Por lo anterior se recomienda vacunarse de acuerdo al esquema nacional de vacunación, especialmente a las personas que viajen a Europa y los siguientes países del continente Americano: Brasil, Venezuela, Canadá, Chile, Argentina, Perú, Guatemala, Colombia y Estados Unidos. Bajo los siguientes criterios:

Recomendaciones

Antes del viaje:

Verifica que tu esquema de vacunación esté completo.

• Deberás aplicarte la vacuna contra el sarampión 14 días antes del viaje:

• Adolescentes y adultos que no cuenten con dos dosis o nunca han tenido sarampión, deberán recibir dos dosis separadas por al menos 28 días.

• Niños o niñas de 6 a 11 meses de edad (que viajen).

• Niños o niñas de 1 año de edad, deben ser revacunados.

• Las mujeres en edad fértil deberán vacunarse con SR.

Notas:

•  La vacuna contra el sarampión no se aplica a embarazadas.

• Las vacunas contra el sarampión disponibles en México son: Triple viral (SRP; sarampión, rubéola y paperas) y doble viral (SR; sarampión y rubéola).

Si durante tu viaje o dentro de los primeros 21 días de tu regreso presentas fiebre y ronchas (exantema):

•  No te auto-medique y busca atención médica de inmediato.

• Toma abundantes líquidos y vida suero oral o electrolitos orales para prevenir la deshidratación.

• Informa al personal médico de su estancia en Europa y los Países del continente americano.

Si presentas estos síntomas (fiebre y ronchas) durante tu viaje, avisa al asistente de vuelo antes de aterrizar o al oficial de sanidad internacional cuando salgas del vuelo.

Información con corte a la semana epidemiológica 2 de 2019. Organización Panamericana de la Salud.

Dirección General de Epidemiología/Secretaría de Salud.


Leer más

Mindfulness en el trabajo

¿Qué es Mindfulness?

Es la práctica de estar en el momento, de estar consciente del entorno, pensamientos y sensaciones físicas con una actitud positiva.

 

Mindfulness en el trabajo puede ayudar a controlar y aliviar la sensación de estrés, reducir el agotamiento mental, aumentar la satisfacción laboral, la empatía y la creatividad. Ayuda a lograr un equilibrio y a ver las situaciones con mayor claridad.

 

El estrés prolongado puede tener efectos sobre la salud física y mental, aumentando la probabilidad y prolongando la recuperación de enfermedades como:

  • Enfermedad cardiovascular
  • Depresión
  • Obesidad
  • Enfermedad gastrointestinal
  • Diabetes

 

 

Consejos para estar “CONSCIENTE” en tu día:

  • Al despertar, observa la respiración por unos momentos, siente la tranquilidad y afirma que estás eligiendo el ir hoy a trabajar.
  • Sintoniza tu experiencia sensorial mientras te preparas para el trabajo: huele y prueba el primer sorbo de café o siente el agua en tu piel durante la ducha.
  • Al llegar y retirarte de la casa, debes estar “en el momento” saludando o despidiéndote de los demás.
  • Ser consciente de tu cuerpo: respira y trata de sonreír.
  • Camina conscientemente, no te apresures a menos que tengas que hacerlo.
  • Toma un momento en el trabajo para controlar tu cuerpo y dejar de lado las tensiones: tómate un minuto cada hora y siente tu respiración, luego reincorporarte a tus labores.
  • Trata de hacer una cosa a la vez y dale toda tu atención.
  • Si puedes toma descansos frecuentes para relajarte: levántate, estírate, respira y siéntate tranquilamente.
  • Sé consciente de tu comunicación con los demás y piensa en cómo puedes mejorar tus interacciones.
  • Al finalizar la jornada laboral, revisa lo que has logrado y haz una lista de lo que hay que hacer mañana.
  • Piensa en tres cosas positivas que sucedieron durante tu día y tenlos en mente durante la noche.
  • Al final del día cuando regreses a casa, inmediatamente cámbiate de ropa y zapatos como una señal de transición del trabajo a la casa.

 

 

 

Referencia:

 Selikoff Centers for Occupational Health. https://www.mountsinai.org/patient-care/service-areas/occupational-health


Leer más